Sea parte de ACOJUD

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Sígueme en Twitter
 

El pueblo y los medios no son juzgadores de los juzgadores

30 may El pueblo y los medios no son juzgadores de los juzgadores

La presidenta de Acojud evalúa la labor de los jueces, la prensa y el pueblo a la luz de los cuestionamientos surgidos por la resolución del Tribunal Penal de Pavas que inicialmente dictó arresto domiciliario para dos mexicanos.

 ¿Qué le preocupa a la Acojud?

Lo más preocupante es cuando se desobedece un fallo judicial. La prensa se basa en un resultado sin tomar en cuenta cómo se llegó a la resolución, y entonces a la mayoría de las personas no le agrada. Cuando esto pasa, la institucionalidad del país se va a un hueco.

¿Se irrespetó la decisión de un Tribunal?

En el fondo hubo un rompimiento del orden constitucional. No hay una separación de poderes cuando otro poder no obedece lo que constitucionalmente está determinado que tiene que hacer . Como el fallo no les parece adecuado a muchas personas, si los jerarcas de otros ministerios no lo acatan y si la misma presidenta (Laura Chinchilla) dice que tampoco, ¿cómo se espera que el pueblo lo acate? Los medios y el pueblo se convierten en juzgadores de los juzgadores… Esto es nefasto.

¿Por qué entonces no se obedeció esa decisión?

Yo no podría entrar a valorar eso. No estoy defendiendo ni atacando ningún contenido del fallo. De ningún proceso bajo investigación, en la fase privada, se puede tener acceso, y toda valoración de esta situación será subjetiva. Cuando se eleva a juicio, ya ahí puede haber control social.

¿Quién analiza o cuestiona los fallos antes de elevarlos a juicio?

Si hay una resolución en la que se está disconforme, el Ministerio Público o la defensa están llamados a recurrirla o apelarla. La legalidad y la oportunidad de una resolución no se discuten en la prensa.

¿Es incuestionable el fallo de un juzgador?

No. Todos los fallos pueden revisarse, pero para esto hay un sistema legal. Los fallos no se discuten en la prensa porque no son puestos a votación popular a ver a quién le gusta o no. Nosotros vamos a defender la independencia judicial, la imparcialidad y la libertad de actuación de los jueces. 

Parece que se perdió la confianza en los jueces…

Es terriblemente peligroso cuando eso pasa porque también se pierde la confianza en el Estado de derecho y en la institucionalidad del país. El ciudadano tiene que entender que la independencia y ejecutividad de los fallos son derechos fundamentales.

¿Cómo sopesar la institucionalidad frente al temor que pudo generar esa resolución en el pueblo?

La gente debe estar tranquila de que la Judicatura hace bien su función, y no se debe generalizar por un caso que se ha ventilado de forma sesgada en los medios, la función de los jueces. 

El pueblo esperó respuestas, y se organizó en sus vecindarios…

Yo entiendo que la gente esté empoderada en el tema de la seguridad ciudadana. Cuando se tiene este grado de insatisfacción o cuando hay un bombardeo de un hecho judicial, entendemos que la gente quiera organizarse para tener un derecho a la tranquilidad.

”Lo que no se comparte es que haya iniciativa para que exista una desobediencia civil a un órgano judicial”.