Sea parte de ACOJUD

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Sígueme en Twitter
 

DIGNIFICANDO LA JUDICATURA

09 jun DIGNIFICANDO LA JUDICATURA

DIGNIFICANDO LA JUDICATURA

Sucede con frecuencia. Después de que escribo y me leo, me arrepiento. Generalmente por faltas de estilo, a veces de sintaxis (por ahí me lo han dicho), también por incongruencias, ocasionalmente por el tono y de ahí por el contenido. Hace una semana, lo que he escrito riñó con todos los anteriores y me disculpo.
Las letras que la Señora Presidente de la Asociación Costarricense de la Judicatura, Adriana Orocú Chavarría, y que lleva por título Medios de Comunicación y la Función Judicial se me antojan de lectura obligada. También razón suficiente para rectificar mis impresiones apasionadas del martes pasado.
La prensa ha venido ejerciendo un papel de control y denuncia que como costarricenses agradecemos. Sin embargo, ocurre que hay quienes se atribuyen funciones que sobrepasan los límites naturales de su función y que, arrogándose capacidades que les son impropias, publican sentencias.
Eso, no sólo no se vale sino que no debería permitirse. La línea respecto de la Quinta Columna es tan vulnerable producto del miedo, que ya incluso el Poder Judicial se somete a sus conclusiones. Les participan de sus indagaciones, adelantan criterios y terminan claudicando en sus sentencias. Está ocurriendo, nos está permeando y si no nos percatamos, terminaremos cediendo la integridad de la justicia.

En ese contexto, deben entenderse las declaraciones publicadas como entrevista de la Presidente de ACOJUD. También como resultado del ataque al que se suman muchos frentes, incluido el más trascendente de todos y que proviene de la boca de la Señora Presidente. Asumo que Doña Laura, como quien escribe, reaccionó en su recriminación de la orden que decretaba casa por cárcel sin repasar la decisión y sobre todo, sin valorarla.
Eso en un estado de derecho no se vale. Mal hecho. Ofrezco mis disculpas por lo que escribiera. No porque sea abogado y tema un efecto bumerán. No, porque sé que eso no va a ocurrir y en razón de lo anterior guardo fe en nuestro sistema. Me disculpo más bien pues entiendo la carga que conllevan las palabras publicadas, sus conclusiones derivadas y sobre todo, pues no me someto a la suplantación de la prensa por la justicia.
Al calor de los fogones, es fácil reprochar. Para ser francos, lo más fácil es la crítica y también lo más dañino si no es fundamentada. Más también, sin perjuicio de deshacernos, hay que valorar lo que somos y lo que tenemos en aras de no autodestruirnos. Recurrir a la crítica como medio de denuncia, de inconformidad, no sólo es válido sino requerido más debe ser probada.

Coincido don doña Adriana, respecto de la prensa y su función “Lo que sobrepasa esa labor contralora, es la actitud de destruir la confianza en la judicatura, la honra y dignidad de las juezas y de los jueces, buscando crear en el público la idea de que en esa tarea privan motivos contrarios a la ley.” Como no comulgo con esa atribución y, sin ser periodista pero como contribuyo los martes en este periódico, rectifico.

Pedro Oller

OPICION

LA REPUBLICA

Martes 7 de Junio, 2011